Una nueva forma de dirigir en las organizaciones

Una nueva forma de dirigir en las organizaciones

“La responsabilidad más importante de cualquiera que intente dirigir lo que sea, es gestionarse a sí mismo como persona”

Dee Hock

En la actualidad, hemos sido testigos del desafío en la que se encuentran los Líderes respecto a la gestión de sus colaboradores, equipos, e incluso de ellos mismos. Hoy en día, observamos a los líderes con altos grados de estrés por no alcanzar los resultados. Sin embargo, este fenómeno tiene como correlato las enseñanzas de la vieja escuela: autoritarismo, poco énfasis en la gestión emocional, desconfianza, entre otros. Los líderes que no saben conversar y gestionar a sus equipos estarán pronto ante la encrucijada de aprender nuevas habilidades o permanecer caducos y con altos costos para la organización. La mirada de liderazgo a la que nos dirigimos en este escrito, es hacia un estilo centrado principalmente en la construcción de relaciones de confianza como eje principal y no sustentadas en el miedo.

Hemos escrito los siguientes puntos acerca de características básicas que los líderes requieren hoy día:

En las conversaciones con los líderes escuchamos el miedo, ante el cambio de aprender nuevos estilos. Para ellos es común pensar: “tengo que provocar miedo para que me obedezcan y me respeten”, al parecer esa mirada está desgastada. El desafío es un estilo de liderazgo más dinámico. Ello conlleva a instaurar la práctica reflexiva constante y en comunidad. Nuestra misión en los programas de intervención, es que los colaboradores sean capaces de generar las habilidades de coordinar los compromisos y acciones, de cultivar la confianza, de escuchar efectivamente y de manejar los estados de ánimo, en síntesis, ser Líderes Responsables de sus resultados y críticos de su propio liderazgo.

Claudia Puente de Carvajal

Consultora & Coach Ontológico

cpuente@aprending.com.mx

Newsletter